• Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon

Tamayo Slugger

 

ReynerioTamayo, Cuba vs USA, 2014, acrylic on canvas, 54.7 x 78.7.” Rodrígrez Collection

 

Reynerio Tamayo es un grandísimo pintor, pero, además, es un pintor cachondo. Nunca sabemos que va primero, si el chiste o su arte, porque es una mezcla homogénea e inteligente de ambas. Quien lo conozca personalmente sabrá que te hará reír con tanto entusiasmo, que te provocará una suerte de trastorno temporomandibular. Te pondrá los nervios y los músculos en tensión, te generará lesiones, casi fracturas, en mandíbulas y cabeza y hasta lagrimeo en los ojos, pero él no parará, casi que podrías morir. Su creatividad para el humor no tiene límites, debe ser algo sobrenatural que le ocurrió cuando su madre lo parió. Y ese espontáneo optimismo y felicidad nos los transmite en cada reunión de amigos, en cada exposición. Su más reciente proyecto, con el tema del béisbol, es una demostración de ello.

 

Asegura el artista que era una “deuda que tenía desde hace mucho tiempo”, porque había participado en varias exposiciones colectivas con el tema del béisbol, pero nunca en una personal sobre este deporte, cosa que deseaba. El proyecto, inicialmente expuesto en La Habana, ha sido un éxito sonado, de público y de crítica. Es un “homenaje a la historia del béisbol y sus gigantes protagonistas, tanto del pasado como del presente, pero incidiendo más en los del pasado”. La muestra proyecta ese ambiente de fiesta deportiva. Es, literalmente, una fiesta visual donde Tamayo nos sorprende con un profundo conocimiento de las crónicas de este deporte, en mixtura con su habitual y divertida manipulación de la historia del arte. Es una síntesis visual, seria y guasona* a la vez, de esa “locura beisbolera que tanto nos apasiona”.

 

Las obras de Tamayo tienen muchos elementos en los fondos que comparten protagonismo con las figuras centrales, son claves para entender el conjunto. Es una especie de protagonismo de grupo, un diálogo de muchas voces que incorpora figuración y abstracción, retrato y caricatura, cartel y viñeta. Pasión por el arte y dominio del oficio. En sus dibujos y pinturas no sobra nada, la decoración es aparente, y él es capaz de sacarle partido visual hasta a una mancha accidental. Es un maestro del dibujo y del colorido. Yo lo he visto trabajar, y es como si los dioses le guiaran sus manos, elaborando esas complejas contorsiones de los espíritus burlones. Por supuesto que nos referimos a esos dioses paganos, amantes de la broma y del divertimento.

 

Definitivamente, Tamayo Slugger se nos ha desvestido públicamente, pero a la manera de un Superman desde la loma del pícher: porque más rápido que la luz y con una fuerza que casi destruye el planeta, al despojarse de su bata de pintor emergió arropado con un muy ajustado uniforme rojo de pelotero, el mismísimo traje del equipo Cuba.

 

CUBAN SLUGGER | Reynerio Tamayo  |  Opening reception: July 7th, 2017 from 6:00 PM

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

The Rodríguez Collection

February 26, 2019

1/2
Please reload

Recent Posts