• Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon
  • Facebook Social Icon

Art Attack: Ivonne Ferrer

June 5, 2019

Art Attack: Cuando el arte ataca, una muestra de la artista cubana Ivonne Ferrer

 

Ivonne Ferrer, naturalista, figurativa en esencia, de un tiempo a esta parte decide que es hora de un cambio, y traslada los factores lúdicos y su irónica visión a esta nueva serie donde aumenta su temperatura humorística. 

Durante los meses de marzo-abril de 2019 está abierta al público la exposición Art Attack/Cuando el Arte Ataca, de la artista cubana Ivonne Ferrer, en el Kendal Art Center (KAC), que con sus múltiples salas de exposición, en un par de años, se ha convertido en uno de los espacios culturales referenciales del sur de la Florida.

 

KAC es también la sede de la colección de pintura cubana de su fundador, el señor Leonardo Rodríguez, quien en este momento presenta además otras dos exhibiciones, de los también cubanos Rubén Rodríguez y Jorge Rodríguez Diez (R10).

 

¿Qué ha caracterizado hasta aquí la obra de Ivonne Ferrer (La Habana, 1968)? ¿Qué se le revela a cualquiera que siga su trayectoria? Ella se inserta en un movimiento de las artes visuales cubanas que a partir de la década del '90 del siglo XX construye alegorías con imágenes del pasado que, recreadas, remiten al presente, metódica y razonadamente reensambladas para elaborar metáforas, o lo que denominamos sentido figurado, disfraces encubriendo hasta cierto punto la crítica político-social y del arte, este último tema predominante en esta, su más reciente muestra individual.

 

Un punto culminante anterior en la carrera de Ivonne, asociado a esta tendencia, corresponde a su exhibición individual (R) Evolution Comics, Aluna Art Foundation, 2012. En ese instante Ivonne alcanza el pleno dominio de esta narrativa, de ese juego de intercambio simbólico basado estéticamente en la apropiación y en lo aleatorio, con aires nostálgicos del Dada y el Surrealismo, en versión Neo-Pop.

 

Ivonne, naturalista, figurativa en esencia, de un tiempo a esta parte decide que es hora de un cambio (2015), de la socio-política al arte, a través del cual traslada los factores lúdicos y su irónica visión a esta nueva serie donde aumenta su temperatura humorística y crecen exageradamente las reacciones de unos personajes enfrentados al “arte actual”.

 

Batalla asumida por Ivonne, a manera de algo convertido en gran medida en espectáculo, en objeto de consumo y consecuentemente en cartera de bienes, que impacta sobre el individuo común de diferentes maneras, confundiendo con su alto grado de promiscuidad, alarmando con su agresividad, excentricidades, desenfado y escándalo, arrogándose los extremismos de la moda, fichando de ofensivo al convertir el show en algo equivalente a una visibilidad total de las cosas, que resulta obscena, identificada con el Acting out (Actuando) y la inmediatez visualmente saturada por la Mass media, junto con todos los soportes físicos y técnicos aportados por la tecnología moderna –algo que comparte con Jean Baudrillard–, y que gira en torno al umbral de tolerancia individual y colectivo, conjugando la fractalización del arte en presente.

 

Ahora Ivonne confecciona entidades o seres medio máquinas escultóricas, elaboradas con pedazos de productos artísticos reconocibles y famosos, en tribulaciones que intimidan y acosan a espectadores, traspasándoles la perplejidad de nuestra época y por demás el predominio tecnológico en avance incontenible, en general apabullante.

 

Detrás de todo esto está aquello que Miguel Cereceda describe como parte del ocaso de la concepción romántica del artista, porque en concreto, igual que ha ocurrido siempre, la naturaleza del arte sigue cambiando incluso en esta era de la incertidumbre, lo mismo que continúa mutando la del espectador con relación a la obra.

 

Añadiré que el eclecticismo del reciclaje de imágenes en su trabajo, aun cuando se impone finalmente un estilo u orden formal coherente, su “ajiaco fotográfico” hace bailar de placer y felicidad a nuestra idiosincrasia nacional, aun cuando el balance final sea universalista.

 

Ivonne se gradúo en La Academia de San Alejandro/La Habana, en 1987, trabajó de restauradora del Museo de la Ciudad y se integró como artista al Taller de Serigrafía Artística Rene Portocarrero, tres años después realizó su primera exposición personal Atribuciones, en la galería del FCBC Fidelio Ponce, y de inmediato se estableció en Madrid, donde consolidó su carrera profesional dentro de las artes visuales (1990-95). Desde mediados de esa década radica en Miami. Aquí se da a conocer de la mano de la prestigiosa Galería Cesar Segnni con la exposición titulada www.ivonne.com.

 

Ivonne proviene de una renombrada saga de intelectuales cubanos, presidida por el patriota y compañero de José Martí, Néstor Leonelo Carbonell (1846-1923), y la del llamado discípulo de Martí, presidente de la Academia de las Artes y las Letras, José Manuel Carbonell y Rivero (1880-1968), en la que otro Manuel Carbonell (1918-2011), representa al creador que le dio a Miami un primer perfil escultórico ambiental. Es además sobrina del maestro de la pintura Carlos Sobrino (1909-1975).

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

The Rodríguez Collection

February 26, 2019

1/2
Please reload

Recent Posts